Yo soy Malala (2013), es el libro autobiográfico de la joven activista por el derecho a la educación Malala Yousafzai, atacada por los talibanes por defender el derecho de las niñas de Pakistan a recibir educación.

En el libro Malala cuenta lo que recuerda del trágico evento que cambio su vida, pero también repasa diferentes eventos importantes y nos hace entender mejor cómo llego a ser quien es. Una de las figuras más significativas de su vida es su papá, un poeta enamorado de las palabras que sufría para pronunciarlas por ser tartamudo cuando su padre era profesor, iman y un gran orador, pero quien siempre la trato de forma especial, celebrándola y alentándola a perseguir sus metas y sueños sin limitarla como la cultura de Pakistan le exigía por ser una hija hembra. Por otro lado resulta interesante que Malala describe a su mamá como una mujer que viene de una familia fuerte y a quien su papa respeta mucho, pero que para el momento del libro no sabe leer ni escribir y cuyo atributo destacado es su belleza, mencionando también que cree que está un poco decepcionada de Malala porque no se arregla tanto como a le gustaría.

Durante su relato también se nos van dando claves para entender Pakistan, la belleza de su geografía pero también los cambios e influencias religiosas que han surgido en el tiempo, sus costumbres y como fueron enfrentadas por su padre y después por ella misma, también la historia de sus ancestros y la influencia de la comunidad.

Al abuelo de Malala no le gustaba ese nombre, el de una heroína que lucho contra la invasión inglesa, porque significa afligida. Cuando su padre fundo la escuela, este fue un espacio feliz para la joven Malala hasta que poco a poco fueron cercados por los talibanes y empezaron los tiempos de conflicto y terror.

Malala y su blog, su determinación de alzar la voz ante la injusticia, el ejemplo de su padre arriesgando su vida por sus ideales y estar rodeada de guerra, de compañeras de clases obligadas a casarse a los 13 años o niños escarbando en la basura peleándose comida con animales, mujeres encerradas en el dominio de sus esposos y la falta de educación, mientras ella ganaba premios y relevancia mundial, la hizo sentirse más comprometida con su misión y a pesar de las amenazas, del miedo, atentados comunes en la región como ataques con ácido o disparos, siguió en su escuela y sus labores sin creer que la maldad la alcanzaría.

El atentado, su recuperación y el camino después de ese evento que la llevaría a convertirse en la Premio Nobel de la Paz más joven de la historia por su trabajo comprometido ahora con la educación de las niñas de Pakistan y de todo mundo, terminan este libro sobre la primera parte de la vida de una joven que seguro todavía tendrá otra novela que contar sobre sus contribuciones para lograr un mundo mejor para todxs.