We Shape Tech , es un movimiento iniciado en Zúrich, que reúne a mujeres que trabajan en el ámbito tecnológico, en una iniciativa que intenta cambiar la predominancia masculina que existe hoy en esta industria. Esta red, está fundada y desarrollada por seis mujeres que combinan más de 50 años de vasta experiencia y que han superado muchos de los desafíos que enfrentan las mujeres jóvenes cuando comienzan su primer trabajo en este campo.

Su objetivo es capacitar a las mujeres transformando el potencial en acciones y generar líderes, al crear un ambiente de confianza se busca un intercambio abierto de ideas, conocimientos y habilidades de vida entre sus miembros. La diversidad en tecnología enriquece la colaboración que finalmente conduce a mejores productos y usuarios más felices.

We Shape Tech anima a las mujeres a salir de sus zonas de confort, con la meta final de aumentar la influencia femenina dentro de sus campos, lo que hará que cada miembro del equipo sea más fuerte, ayudándoles así a apoyarse y lograr mayores metas incluso más allá del lugar de trabajo

“La red y sus aprendizajes son una de las cosas más valiosas que pueden llevarse consigo las mujeres que asisten a estos eventos. Aquí encuentran mujeres apoyando a mujeres, animándose mutuamente y dándose aliento para seguir creciendo”, explica Petra Ehmann, quien labora en el área de desarrollo de negocios de Google Zúrich.

Asimismo, Melanie Kovacs posee el espíritu emprendedor que caracteriza a la red, trabaja para una agencia digital y también es pieza clave de Master21Academy, una escuela pionera en la enseñanza del cifrado digital. “Tuve más de dos años en mente la idea (de crear un centro de capacitación en materia de cifrado)… ahora existe, pero hemos tenido dificultades para encontrar desarrolladores que se integren al equipo docente, y nuestros clientes tienen el mismo problema, no encuentran desarrolladores”, lamenta.

“Es difícil hallar gente con las habilidades y el nivel que necesitamos”, añade. Kovacs identificó este problema cuando ella misma deseaba aprender técnicas de cifrado en un curso universitario. Se encontró con que la enseñanza era obsoleta, carecía de creatividad, diversión y practicidad. “¡El examen final de programación estaba en papel!”, exclama.

Aunque los cursos de Master21Academy no son solo para mujeres, en una de las sesiones recientes más de 50% de los asistentes pertenecía al género femenino, indica. Explica también que el grupo al que llegan es cada vez mayor. “Mucha gente trabaja ya en la web o en la industria tecnológica. Hay muchos diseñadores… Creo que la mayoría de la gente (que se integra a nuestros entrenamientos) tiene entre 25 y 40 años.

Y cuando de cifrar se trata, Google Zúrich está lleno de expertos en la materia, en esta ciudad suiza se encuentra el centro de ingeniería más grande que tiene el gigante de Internet fuera de EEUU, con un total de 2 000 empleados de 75 nacionalidades distintas.

No existen estadísticas formales sobre el género de sus empleados, pero se estima que solo 19% de los puestos tecnológicos de Google son ocupados por mujeres a nivel global. Eric Tholomé, director de gestión de productos de Google Zurich, explica a swissinfo.ch que la firma trabaja en buscar una mayor equidad en las contrataciones.

En el terreno práctico, esto significa que los responsables de reclutar personal están, concretamente, buscando mujeres y promueven investigaciones sobre los esfuerzos y avances que se tienen en la matriculación de niñas y mujeres en disciplinas como el cifrado y las ciencias de la computación en las universidades, también han creado programas para desarrollar en casa y participan en la elaboración de planes educativos para los estudiantes en aulas diversas.

En Suiza, la red We Shape Tech quiere motivar a las mujeres a elegir y crecer en sus carreras profesionales dentro de esta industria respetando sus propias necesidades, lo cual para muchas mujeres del sector significa avanzar en sus propios planes tan rápido como sea posible.