Son muy pocos los deportes o disciplinas en los que se compite de forma mixta. En su mayoría solo sucede en los que no implican mayor contacto físico, como la equitación, el tenis o los deportes a motor. Por otra parte, existen divisiones femeninas en muchos deportes, pero aun así la población sigue siendo menor en relación a los equipos masculinos.

Vivimos en una sociedad en la que no se impulsa a las mujeres a explorar sus capacidades físicas o atléticas, mucho menos a mejorarlas y llevarlas al máximo. De allí que no sean tantas las mujeres que llegan a altos niveles de competencia en comparación con los hombres.

blogEl Ultimate Frisbee, surge a finales de los años 60 en Estados Unidos. Combina características del baloncesto y el fútbol americano. Se juega normalmente con 7 jugadores en cancha de parte de cada equipo. Debes hacer pases con el disco hasta que algún compañero lo reciba en la zona de gol, pero no puedes correr cuando tienes el disco en tu posesión. Los países más avanzados en su práctica son EE UU, Gran Bretaña y Canadá. En Venezuela existen 71 equipos activos y organizados formalmente, y de estos, 17 son equipos femeninos. En 2013 la selección venezolana mixta ocupó el cuarto lugar en el mundial de Canadá.

Aunque no es tan popular como el futbol, es practicado por 7 millones de personas en al menos 80 países, siendo mujeres casi un total del 30%. Este número va en aumento así como el rendimiento femenino, y uno de los fundamentos de su reconocimiento como deporte y a su federación por el Comité Olímpico Internacional es su política de promoción de la igualdad de género. Aún se sigue luchando para su reconocimiento como deporte olímpico en 2020, y para que la igualdad fomentada por el espíritu de juego no se pierda entre sus practicantes o en el sesgo sexista de los medios deportivos en su cobertura.

Al ser un deporte sin contacto, auto-arbitrado, es practicado por personas de cualquier edad y condición, lo que facilita una participación de integrantes mixtos. Como está basado en el juego limpio y la honestidad de cada jugador para admitir faltas, se hace posible la presencia de hombres y mujeres en la cancha sin mayores percances relacionados con la diferencia de género. Se promueve la resolución amigable de los conflictos porque cualquier llamado a una falta o violación debe ser discutido únicamente entre las partes involucradas y en caso de no llegar a un acuerdo, el disco se regresa a la última jugada donde no hubo discusión. Esta es una forma de reconocer ambas perspectivas como posibles y dar oportunidad a otra resolución más clara. Estas características hacen del Ultimate Frisbee un deporte ejemplar en lo que a juego limpio se refiere y aunque un árbitro puede ser solicitado para juegos oficiales, no siempre es el caso.

Si bien en teoría debería ser fácil la inclusión entre hombres y mujeres, en la práctica no siempre es así. Todo depende de la relación que existe entre ambos géneros en la región. Aun existiendo mujeres con suficiente nivel atlético practicando Ultimate Frisbee si no hay un ambiente de confianza, consideración y respeto mutuo para jugar de forma mixta, predominarán los equipos divididos por género. Los mejores resultados se obtienen en lugares donde hombres y mujeres están acostumbrados a jugar de forma mixta, pues la respuesta atlética de las mujeres se incrementa gracias a la exigencia extra de jugar con los hombres que pueden tener ventajas físicas, pero cuando se puede salir victoriosa o dar una competencia fuerte la motivación aumenta, teniendo la oportunidad de superar las barreras de la fuerza física con determinación.

En el Ultimate debes ganarte tu lugar y dar lo mejor de ti si quieres ser notada y recibir pases. Se fomenta la confianza en tus capacidades y la seguridad en tu jugada como condiciones para merecerte el disco. Lo importante es jugar con inteligencia. La diferencia no será el sexo del otro jugador: una mujer puede correr más rápido, así como un hombre puede ser más lento o pesado. Otros pueden ser más bajitos o delgados, más viejos o más jóvenes, los equipos superiores en características atléticas pueden perder contra un equipo más estratégico. Las jugadoras en equipos mixtos se acostumbran a la intensidad y no se dejan intimidar por los jugadores, pues aunque ellos puedan ser más rápidos y fuertes, con suficiente experiencia y confianza aprendes a abrirte camino y quedarte con el disco.