Los abortos suceden todos los días. Aproximadamente 42 millones de personas en todo el mundo tienen un aborto cada año pero la mayoría nunca van a hablar acerca de su experiencia con el aborto por el estigma que causa.

En 1971, la filósofa francesa Simone de Beauvoir escribió el “Manifiesto de las 343”,

un documento firmado por 343 mujeres que declararon haberse practicado un aborto ilegal en Francia, convirtiéndose en uno de los primeros casos en el que las mujeres asumían su aborto como un acto explícitamente político. Entre las firmantes se encontraban la misma de Beauvoir, Catherine Deneuve, Françoise Sagan y Marguerite Duras.

El manifiesto decía: “El aborto libre a demanda no es el objetivo último de la lucha de las mujeres. Al contrario, es la necesidad más básica sin la cual la lucha política no puede siquiera comenzar”. El semanario Charlie Hebdo les dedico una portada preguntándose quién había embarazado a las “343 Salopes” (putas) para recordar la responsabilidad de los hombres en estos embarazos y desde entonces las firmantes siguen siendo conocidas como las “343 Putas” incluso al día de hoy, pero aquellas putas ayudaron a que se legalizara el aborto en Francia en 1975.

El manifiesto cumplió 45 años y sin embargo todavía son pocas las mujeres que se atreven a contar sus experiencias. Este año Chelsey Handler y Naya Rivera estuvieron entre las celebridades que hablaron públicamente acerca de sus abortos para ayudar a más mujeres a no sentirse solas ni avergonzadas por este hecho.

Es por todo lo anterior que Melissa Madera creó el podcast The Abortion Diary, como una respuesta innovadora al profundo deseo de conexión entre las personas que han tenido un aborto, mediante la creación de un espacio para que todas puedan compartir sus historias personales de aborto. Las personas cuentan una historia que no han sido capaces de compartir y escuchan las historias que no han tenido la oportunidad de escuchar.

El podcast es un espacio para que la gente hable en contra de la vergüenza, el estigma, el secreto y el aislamiento que rodea al aborto mediante la generación, el intercambio y la recepción de historias personales, el Diario del Aborto crea un ambiente seguro y de apoyo para todos aquellos que quieran compartir su experiencia, el complejo proceso de tomar esta decisión y los efectos en su vida.

Melissa no compartió su historia hasta que tuvo 30 años de edad por la culpa y el estigma, tampoco conocía personas que hubieran tenido abortos, pero el podcast ya ha grabado más de 230 historias de aborto cuyo tema más común es el silencio: las mujeres no le cuentan nada a nadie.

El proyecto le permitió a Melissa compartir su historia, pero también hacer sentir a otras mujeres apoyadas y así romper el tabú, porque sabe que para muchos es inconcebible compartir esto en sus vidas. The Abortion Diary publica una historia nueva en la página web todos los martes y se pueden escuchar haciendo click aquí.