En Lincolnshire, Inglaterra la campaña “Pregunta por Ángela” alienta a las mujeres que se sienten inseguras en una cita a pedir discretamente ayuda. Al preguntar por Ángela se le notifica al personal del bar de una situación irregular.

El cartel también incluye un número de teléfono del Lincolnshire Rape Crisis para cualquier persona que necesite hablar.

Hayley Child, coordinadora de la estrategia de violencia sexual y abuso en Lincolnshire, indicó: “Ángela era una modificación  de la palabra Ángel (guardián). Los carteles están en los aseos masculinos y femeninos y proporcionan tranquilidad de que existe apoyo disponible si necesario.”

Muchas personas han expresado su apoyo a la idea y han pedido que se desarrolle en todo el Reino Unido, en Mulier deseamos que se desarrolle en todo el mundo.