Suffragette (2015) es una película dirigida por Sarah Gavron que se centra en las primeras participantes en el movimiento británico en favor del sufragio femenino de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

En esa época, las mujeres eran consideradas intelectualmente inferiores e incapaces de pensar por sí mismas, y por tanto no podían tener los mismos derechos civiles que los hombres, teniendo muchas veces que lidiar con esposos abusivos, trabajos mal pagados y jefes que las acosaban sexualmente sin derecho a denunciar o protestar.

En 1897 Millicent Fawcett fundó la Unión Nacional de Sociedades de Sufragio Femenino (NUWSS). Sin embargo, el progreso de Fawcett fue lento porque sus planes se basaban en la paciencia y la alusión a argumentos lógicos, como el hecho de que si las mujeres tenían que obedecer las leyes también podían ser parte de su proceso de creación, y que si las mujeres pagaban impuestos como los hombres deberían de tener también los mismos derechos. El lento progreso molestó a muchas mujeres, y en 1903 se fundó la Unión Social y Política de las Mujeres (WSPU) por Emmeline Pankhurst. Las mujeres de esta unión se conocieron como “suffragettes” y estaban dispuestas a usar la violencia para lograr sus objetivos.

Women-Suffragettes

Entre 1905 y 1913 se encarcelaron a unas 1100 suffragettes, y crecieron tanto la represión como las reacciones políticas a esta represión. A partir de 1909, se implantó una estrategia de huelgas de hambre entre las suffragettes encarceladas, y en respuesta, el Gobierno británico impuso la práctica de la alimentación forzada.

suffragettes-womens-rights-feminism-good-housekeeping__large

La película se desarrolla en esta época y muestra a Maud Watts, una trabajadora en una lavandería industrial que se encuentra en medio de una protesta organizada por las suffragettes. A partir de esto, Maud se involucra poco a poco con el movimiento gracias a una de sus compañeras de trabajo.

En 1918 en el Reino Unido, el derecho al voto fue concedido a algunas mujeres mayores de treinta años. No obstante, no fue hasta 1928 cuando las mujeres lograron los mismos derechos electorales que los hombres. El primer país en conceder el derecho al voto a las mujeres fue Nueva Zelanda en 1893. En Latinoamérica este puesto se lo llevó Brasil en 1932. Arabia Saudita ha sido el último (2015).

Suffragette es una película acerca de aquellas mujeres que estaban dispuestas a perderlo todo con tal de lograr el derecho al voto y puedes verla haciendo click aquí.