Los organizadores de la final del fútbol americano anunciaron a Maroon 5 como la banda que actuaría en el medio tiempo del Super Bowl, que se celebrará el 3 de febrero, pero luego de la noticia se dio a conocer que los organizadores en principio querían a la cantante Rihanna, quien rechazó la oferta por apoyo a Colin Kaepernick.

Kaepernick es un quarterback de 30 años, que no ha competido en la Liga Nacional de Fútbol Americano desde 2016, cuando comenzó a hincar la rodilla durante la escucha del himno nacional, a pesar que en su segunda temporada en la liga llevó a los San Francisco 49ers a disputar la Final.

La primera vez que Kaepernick hincó la rodilla fue en el último partido de pretemporada de la campaña 2016. Pese a que Donald Trump y buena parte del público más conservador considera su gesto un desprecio hacia la bandera y las fuerzas armadas, lo cierto es que la idea de arrodillarse se la dio Nate Boyer, un veterano del ejército con el que compartía equipo por aquel entonces. Kaepernick, que en el partido previo había permanecido sentado en el banquillo, mantuvo una conversación con su compañero y acordaron que el gesto de arrodillarse era más respetuoso. 

El quarterback explicó tras el encuentro los motivos de su protesta: “No me voy a poner de pie para mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y a la gente de color. Para mí esto es más grande que el fútbol y sería egoísta por mi parte mirar hacia a otro lado. Hay cuerpos en las calles y gente que se sale con la suya. No busco aprobación. Tengo que levantarme por los oprimidos. Si me quitan el fútbol, si me quitan los patrocinadores, sé que me pongo en pie por lo que es correcto”. El presidente Barack Obama decidió defender públicamente la libertad de expresión del atleta.

Kaepernick decidió demandar a la NFL y a sus propietarios por un delito de conspiración en octubre de 2017, alegando que se habían puesto de acuerdo para impedir su fichaje por cualquier equipo en respuesta a su activismo. A pesar del intento de los responsables de la competición de desestimar la querella, se conoció que el árbitro imparcial del caso ha considerado que existen las evidencias suficientes como para ir a juicio.