Un grupo de mujeres se desnudaron frente a la tienda de Victoria’s Secret en Oxford Street, Londres para reivindicar más diversidad en las tallas de ropa. Bajo el lema #fallenangels (ángeles caídos), las mujeres, portaron pancartas que rezaban «queremos diversidad para todas las marcas» y «abrazando a cada tipo de cuerpo».

Esta protesta llega tras el desfile de Victoria’s Secret del pasado domingo en el habitual espectáculo anual de la marca. El evento suscitó críticas en las redes sociales por la decisión de Ed Razek, director de la firma, de no incluir en el desfile a mujeres transgénero ni de tallas grandes.