Un día como hoy hace 84 años, 6.800.00 mujeres españolas  pudieron elegir por primera vez a sus representantes, en el marco de la Segunda República, en las elecciones generales de 1933.

El derecho a voto de la mujer fue aprobado el 1 de octubre de 1931 por las Cortes españolas tras un histórico debate en el que la diputada Clara Campoamor defendió el derecho a votar de la mujer y en el que Victoria Kent sostuvo la necesidad de aplazar el voto femenino por el bien de la República, ya que su voto, en mayoría, iría para formaciones de derecha tradicional.  En esa época la ley permitía a las mujeres ser parlamentarias, pero no participar en las votaciones.

Campoamor, en un histórico discurso, defendió el derecho a voto de la siguiente manera: “¿Y es en nombre de esa personalidad, que con vuestra repulsa reconocéis y declaráis, por lo que cerráis las puertas a la mujer en materia electoral? ¿Es que tenéis derecho a hacer eso? No; tenéis el derecho que os ha dado la ley, la ley que hicisteis vosotros, pero no tenéis el derecho natural fundamental, que se basa en el respeto a todo ser humano, y lo que hacéis es detentar un poder; dejad que la mujer se manifieste y veréis como ese poder no podéis seguir detentándolo”.

Por su parte, Kent defendió que no era el momento de aprobar el sufragio femenino por una cuestión de “oportunidad”. La mujer “para encariñarse con un ideal, necesita algún tiempo de convivencia con el mismo ideal”, señaló la diputada radicalsocialista para asegurar que, si todas las españolas fueran obreras o universitarias “y estuvieran liberadas en su conciencia, yo me levantaría hoy frente a toda la Cámara para pedir el voto femenino”.

Las palabras de Kent, sin embargo, fueron contrarrestadas de nuevo por Campoamor: “Dejad que la mujer se manifieste como es, para conocerla y para juzgarla; respetad su derecho como ser humano”, expuso. Finalmente, el 1 de octubre las Cortes optaron por aprobar el derecho a voto de las mujeres por 161 votos a favor y 121 en contra.

Las mujeres sólo pudieron participar en unas elecciones libres más, las de 1936, las del triunfo del Frente Popular ya que la Guerra Civil y la dictadura suprimieron el voto libre, que no se recuperó hasta las generales de 1977, tras la muerte de Franco.