El grupo “The All Sizes Catwalk” (La pasarela para todas las tallas) organizó un evento para concientizar a la sociedad sobre la importancia de la inclusión, con un desfile en el que participaron cuarenta modelos plus size 

con lencería de la marca “Diva’s Boudoir” frente a la Torre Eiffel, para alentar a las mujeres a enfrentarse a la dictadura de modistas.

“La idea del desfile es representar a la mayoría de las mujeres, para mostrar que son hermosas a pesar de sus ‘defectos’, que en realidad no lo son porque son totalmente naturales como el vientre, la celulitis o las estrías”, explicó Georgia Stein, organizadora del desfile.