Esta semana fue reseñado en el portal Verne , un evento que aunque parezca menor, es un nuevo logro en el camino a la igualdad en la responsabilidad de crianza y por lo tanto para la igualdad de género, Estados Unidos aprobó este 7 de octubre de 2016 con la firma del presidente Obama una ley propuesta en abril de este año por el congresista republicano David Cicilline, que obliga a los edificios públicos a tener mesa para cambiar pañales también en los baños de los hombres.

El congresista Cicilline explica que la falta de instalaciones adecuadas obliga a los padres a cambiar a los bebes en superficies que no reúnen las condiciones sanitarias adecuadas como el suelo o junto a los lavamanos, la Ley Babies, como se conoce busca crear en los edificios gubernamentales espacios más amigables para las familias y garantizar condiciones de salud para los infantes.

Esta solicitud había logrado relevancia en el 2015 cuando el actor Ashton Kutcher resalto esta situación en su cuenta de Facebook y con su queja visibilizo la falta de facilidades y hasta discriminación con los padres comprometidos de forma responsables con las labores de crianza de sus hijos, Kutcher cuya primera hija en ese entonces tenía 5 meses no solo se quejó del asunto, creo una solicitud online en la plataforma Change.org y recolecto 104.384 firmas para convencer a dos grandes almacenes como Costco y Target  de incluir instalaciones para cambiar pañales en los baños de hombre, esto con la intención de que estos grandes comercios sirvieran de pioneros y otros siguieran su ejemplo, en su petición el actor manifestó “es el 2015, las familias son diversas, es una injusticia asumir que es solo un trabajo de mujeres cambiar pañales. Esta asunción es un estereotipo de género y las compañías deberían apoyar a todos los padres que compran en sus tiendas, de forma igualitaria sin importar su género”

Con esta iniciativa del estado norteamericano con respecto a los edificios del gobierno, seguramente pronto se hará realidad la solicitud de Kutcher en los edificios públicos y comercios, mientras tanto los padres de EEUU, pueden buscar la estación de cambio de pañales más cercana en esta web.

Aunque este parezca un pequeño paso, es un gesto que permite visibilizar el rol de los padres en una crianza responsable y es un logro en el camino a la igualdad real que permita desmontar la idea sexista que se promueve en la cultura y los medios de que la responsabilidad de cuidar los hijos es una tarea exclusiva de las madres.