El 14 de abril de 2014 el grupo terrorista Boko Haram secuestró a 275 alumnas de un colegio de enseñanza secundaria para niñas de Chibok, al nordeste de Nigeria.

Cincuenta y siete adolescentes lograron escaparse pocas horas después del secuestro cuando eran trasladadas a la zona forestal de Sambissa, ubicada al noreste de Nigeria saltando de los camiones y escondiéndose por los caminos. Este secuestro masivo provocó una oleada de indignación, principalmente en Twitter, con la etiqueta #Bringbackourgirls («Devuelvan a nuestras chicas»), compartida incluso por la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

20140507-225532

En mayo de este año se encontró con vida a una de las menores secuestradas. Había conseguido escapar con su hijo. Boko Haram ha secuestrado y convertido en esclavas sexuales entre 2.000 y 7.000 mujeres y niñas desde existe como grupo yihadista y terrorista en Nigeria hace seis años, según un informe de la oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA). Esas mujeres y niñas son con frecuencia forzadas al matrimonio, embarazadas, convertidas al islam de manera obligatoria y maltratadas física y mentalmente.

Las 21 estudiantes de Chibok, liberadas tras más de dos años en manos del grupo yihadista nigeriano Boko Haram, se reunieron con sus familias el domingo en Abuya y contaron su difícil situación mientras estuvieron secuestradas.

Durante una ceremonia religiosa celebrada en su honor, Gloria Dame, una de las liberadas, explicó que vivieron durante un mes y diez días sin alimentos antes de ser liberadas y que una bomba del ejército nigeriano casi las alcanza.

«Damos gracias a Dios por habernos reunido hoy de nuevo. Estaba en el bosque cuando un avión lanzó una bomba cerca de mí pero no resulté herida», contó, visiblemente emocionada y muy debilitada por el hambre. «No tuvimos comida durante un mes y diez días pero no morimos, gracias a Dios».

El gobierno de Nigeria confirmó que la libración de las 21 niñas fue fruto de un pacto negociado con Boko Haram con la mediación de la Cruz Roja Internacional y el gobierno de Suiza. Según fuentes locales recogidas por la agencia Afp las chicas fueron cambiadas por cuatro guerrilleros de Boko Haram encarcelados desde hacía algunos meses. El gobierno de Nigeria declinó confirmar el dato. El portavoz del Ministerio de Defensa, general Rabe Abubakar admitió negociaciones con el grupo y manifestó su optimismo para liberar al resto de las niñas. 197 jóvenes de Chibok todavía permanecen en el poder de Boko Haram en algún lugar del norte de ese país africano.