La serie ‘Por trece razones’ trata sobre una joven que se quita la vida dejando cintas que describen las trece razones por las que lo hizo. Si bien la serie buscaba abordar como se habla del suicidio, lo cierto es que pudo haber hecho más al que bien, y es que si bien desde un principio los padres y psicólogos criticaban la serie de Netflix por glorificar el suicidio, ahora esto es confirmado por un estudio de la Universidad de Michigan que fue publicado en la revista Psychiatric Services.

Los investigadores entrevistaron a 87 jóvenes de entre 10 y 17 años que habían acudido a servicios de emergencia psiquiátrica por motivos relacionados con el suicidio en el año posterior al estreno de la serie, casi la mitad de ellos habían visto al menos un capítulo de la serie, la gran mayoría por su cuenta y sin hablarlo con sus padres y de los 43 que habían visto algún capítulo de la misma, la mitad creen que ver la serie «aumentó su riesgo de suicidio de alguna manera» (51 por ciento). Los que vieron la serie decían también que se sentían más identificados con la protagonista que se suicida, Hannah.

«Es fácil sentirse identificado con el personaje principal», dijo el doctor Victor Hong, quien lideró el estudio. «Es una chica adolescente que ha sufrido agresión sexual, bullying y ansiedad; algo que, desgraciadamente, afecta a muchos de nuestros jóvenes hoy en día». Hong y sus colegas determinaron que necesitarían seguir estudiando el tema para llegar a una conclusión más convincente, pero que las primeras referencias son problemáticas: «Nuestro estudio no confirma que la serie aumenta el riesgo de suicidio, pero confirma que definitivamente deberíamos estar preocupados por su impacto en jóvenes vulnerables e impresionables».

El estudio de la Universidad de Michigan se suma a otro de JAMA Internal Medicine publicado el año pasado, que señalaba un aumento destacado de las búsquedas en Google de ideas para quitarse la vida desde el estreno de la serie. Y pese a que las búsquedas de información sobre salud mental y números de contacto para prevención de suicidio también habían aumentado, conceptos como «cómo suicidarse» son los que vieron una subida más pronunciada.

Por su parte, la productora ejecutiva de la serie, Mandy Teefey, declaró en una entrevista con NBC Think, que la historia de la serie deja un mensaje relevante y facilita a los padres tener una conversación importante sobre salud mental con sus hijos, pero el 84 por ciento de los encuestados por la Universidad de Michigan que habían visto la serie, lo hicieron solos, y era mucho más probable que hablaran de la serie con amigos (80 por ciento) que con sus padres (34 por ciento). «La idea de que ver la serie daría lugar a una conversación entre jóvenes y sus padres no está sustentada por estos resultados» declaró Hong.