En un mundo donde las mujeres constituyen la mitad de la población, la industria de la televisión todavía tiene un largo camino por recorrer.

The Guardian analizó la diversidad de género de cuatro importantes papeles de detrás de las escenas (director, guionista, director de fotografía y editor) de las series nominadas a los Emmys este año por Mejor Drama, Mejor Comedia y Mejor Serie Limitada.

Las mujeres dirigieron sólo el 30,4% de los episodios y se ganaron 23,2% de los créditos de la escritura, el 7,1% de los créditos de la cinematografía y el 34,3% de los trabajos de montaje de los espectáculos propuestos. Roots y The People v OJ Simpson no tuvieron una sola directora femenina.

La serie con mayores Emmys en la historia, Game of Thrones, no ha tenido una directora o escritora desde la tercera temporada. En el lado positivo, cuatro programas (The Night Manager, Transparent, American Crime y Modern Family) tenían directoras en 50% o más de sus episodios. Transparent, Black-ish, Master of None y Unbreakable Kimmy Schmidt tuvo mujeres en el 40% o más de sus créditos de la escritura.

Para Michael J McDonald, productor ejecutivo de American Crime, la diversidad de género es fácil de lograr en la televisión, el grupo de escritores de esta serie incluye cinco mujeres y cuatro hombres, y para su próxima temporada, seis de los ocho episodios serán dirigidos por mujeres. Sobre encontrar diversos candidatos el productor declaró «Hay cientos de mujeres directoras. Si una serie tiene 22 episodios, puedo nombrar 22 directoras de primera categoría este momento”.

Con este panorama, no es de extrañar que sólo una mujer ganó en estas categorías, Jill Soloway, por dirigir el episodio “Man on the Land” de la serie Transparent.

Soloway dio un emotivo discurso al aceptar su premio diciendo “La gente me pregunta si es difícil ser una directora, y les digo que no. La vida es dura. Ser una buena compañera, ser madre, ser una buena persona es difícil. Ser una buena directora es fácil. Yo hago que mis sueños se vuelvan realidad. Es un privilegio, y crea un privilegio, cuando se toma a la gente de color, mujeres, personas trans, homosexuales, como sujetos de historias, cambias el mundo… Este programa de televisión me permite llevar mi sueño de convertir en héroes a judíos desagradables, homosexuales y transexuales. Gracias a la comunidad transexual por sus vidas, tenemos que detener la violencia contra las mujeres transexuales. ¡Y abajo el patriarcado!”

Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotras para cambiar esta situación? Lo principal es informase, conocer que programas contratan mujeres y apoyarlos, ver los capítulos dirigidos o escritos por mujeres, recomendárselos a nuestras amigas y hablar acerca de ello. En pocas palabras “sé el cambio que quieres ver en el mundo”.