JenniferAnistonHWoFFeb2012

En Julio de este año, Jennifer Aniston publicó un ensayo en el Huffington Post, acerca de la presión que sentía a diario por mostrar un cuerpo perfecto y de cómo los medios valoran a una mujer en base a su estado civil y familiar, perpetuando la idea de que las mujeres están incompletas o infelices si no están casadas y tienen hijos.

Tengo que admitir que he pasado gran parte de mi vida deseando que Jennifer Aniston esté embarazada y me alegré muchísimo cuando se casó porque, en el fondo, ella era un ejemplo de una mujer divorciada que, a pesar, de todo encontró el amor, sin darme cuenta que estaba siendo una mala feminista, perpetuando lo mismo que critico y que me molesta que me hagan.

Particularmente, cada vez que regreso de visita a mi país, me bombardean miles de preguntas de familiares acerca de cuando volveré a casarme o si no pienso tener hijos, no importa que haga o que deje de hacer, siempre soy juzgada por mi vida familiar. Es tiempo de cambiar esta situación, de dejar de preguntarles a nuestras amigas “y tú para cuando” y de empezar a preguntar acerca de metas y sueños. En cuanto a mi familia, quizás cuando vaya a Venezuela la solución más fácil sea imprimir el ensayo y pegarlo a la puerta de la casa.