Nasrin Sotoudeh es una abogada iraní que representó a mujeres que protestaban contra el uso del hiyab o pañuelo para cubrir la cabeza (lo que en Irán se considera un acto desafiante y es castigado por la ley), y activistas opositores al régimen iraní, como la exjueza y ganadora del Premio Nobel de la Paz, Shirin Ebadi.

Sotoudeh ya estuvo en la cárcel en 2010por cargos de propaganda y conspiración para dañar la seguridad del Estado. En enero de 2011, un tribunal la condenó a seis años de prisión y le prohibió ejercer la abogacía y salir del país durante 20 años, pero fue liberada en 2013 junto a otros presos.

Pero Sotoudeh fue detenida en su domicilio el 13 de junio de 2018, y hace un par de semanas, la oficina de aplicación de condenas de la prisión de Evín, en Teherán, donde está encarcelada, le comunicó que había sido declarada culpable de siete cargos y condenada a 33 años de prisión y 148 latigazos. Los cargos, presentados en respuesta a su labor pacífica en favor de los derechos humanos, incluyen “incitar a la corrupción y la prostitución”, “cometer abiertamente un acto pecaminoso […] apareciendo en público sin hiyab” y “alterar el orden público”.