Good Girls Revolt (2015) es una serie de televisión estadounidense. Basada en una historia verdadera que inspiró el libro “Good Girls Revolt” (2012) de Lynn Povich, la demanda de un grupo de mujeres a Newsweek por discriminación.

El primer capítulo de la serie fue lanzado en el 2015 antes de que se ordenara la temporada completa, que fue estrenada el 28 de octubre de 2016 en Amazon Video

.

La serie sigue a un grupo de jóvenes investigadoras en “News of the Week” en los tiempos revolucionarios de 1969. En esa época las mujeres en lo que ahora se conoce como Newsweek no podían ser reporteras sino simplemente “investigadoras” emparejadas con “reporteros” masculinos, es decir, las mujeres investigaban y escribían los artículos para los reporteros,  ellos lo revisaban, hacían las correcciones correspondientes, escribían sus nombres en ellos y luego las historias iban a la prensa.

La serie sigue a las investigadoras Patti (Genevieve Angelson), Cindy (Erin Darke) y Jane (Anna Camp) mientras lidian con su trabajo y las expectativas de sus novios, esposos y familia. Como en la década de los sesenta las mujeres estaban destinadas a criar a una familia, aquellos no entienden como las investigadoras se sacrifican por un trabajo que es sólo un hobbie mientras llega “su vida real”. En el primer episodio Cindy, cuyo esposo le dio un plazo de un año para escribir antes de salir embarazada, se da cuenta de que el mismo le hizo un agujero a su diafragma.

Las investigadoras están contentas con su papel hasta que en medio de una pelea entre Patti y Jane para investigar un artículo, el personaje de Nora Ephron (Grace Gummer) les dice “es como si se pelearan por la cama de debajo de la litera en la prisión”. El personaje de Nora llega entonces para mostrarle a las mujeres que pueden ser más y que tienen que pelear por lo mismo.

Mucho ha cambiado desde entonces, cuando le conté la premisa a mi novio me preguntó que por qué no dejaban a las mujeres escribir y cuando respondí que por ser mujeres me dijo que era estúpido, sin embargo seguimos peleando por la igualdad de remuneración, la falta de cuidado de niños asequible y la realidad omnipresente del acoso sexual, al punto que Anna Camp reveló que sufrió acoso sexual en el set de rodaje de la serie