Ésta edición de los juegos olímpicos han dado ejemplos perfectos acerca de cómo las mujeres son juzgadas en la sociedad.

Desde la “esposa” de un jugador de fútbol americano ganando una medalla de bronce, hasta los comentarios acerca del peso de Teresa Almeida y Alexa Moreno, pasando por el partido de voleibol entre Egipto y Alemania, donde vemos coberturas mediáticas en las que las mujeres son esposas, novias, bellas, gorditas y otros adjetivos que nada tienen que ver con su rendimiento  deportivo.

Un estudio de Cambridge University Press demostró como a las mujeres deportistas se les dedica un lenguaje más infantilizante, por ejemplo, ellas son «chicas», ellos son «hombres», ellas «compiten», «luchan» y «participan», ellos «ganan» y «dominan», ellas compiten en “futbol femenino”, ellos compiten en “futbol”, ellas son “la esposa de”, ellos son ellos.

Entre las noticias más destacadas de ésta índole tenemos:

“La esposa de un jugador de los Bears gana medalla de Bronce en Rio”. Corey Cogdell ganó medalla de Bronce pero siempre es bueno recordar quién es su marido

 

wife

Del juego de voleibol Egipto-Alemania podemos observar dos fotografías, la primera foto es de una fotógrafa, la segunda de un fotógrafo

female vs male gaze

La primera foto, un poco alterada por un medio iraní

tansimnews

De este tweet puedo concluir que a Teresa Almeida le gustan McDonald y los gatos.

marca

Cabe destacar la respuesta del tenista Andy Murray cuando un periodista lo felicitó por su victoria en los Juegos de Río-2016 con un “felicidades, eres la primera persona en conquistar dos medallas de oro olímpicas en tenis”, a lo cual respondió  “Venus y Serena (Williams) han ganado cuatro cada una”; ganándose son esto los corazones de las feministas del mundo.

murray

Afortunadamente, no todo esta perdido y contamos con iniciativas como las de Dove, que nos invitan a ver más allá de estándares de belleza al momento de juzgar a un atleta.