El papa Francisco en la rueda de prensa a bordo del avión que lo trajo de regreso de su viajo a los Emiratos Árabes Unidos reconoció los abusos a algunas monjas por parte de curas y obispos declarando que trabaja para buscar soluciones contra esta situación, que “viene de lejos”. 

“Es cierto, es un problema (…) Dentro de la Iglesia ha habido clérigos que han hecho esto (…) Ha habido sacerdotes y también obispos que han hecho esto”, declaró el Papa Francisco sobre las denuncias de abusos de algunas religiosas, según el servicio de información del Vaticano, Vatican News. 

El suplemento femenino del diario vaticano L’Osservatore Romano dedicó su número de febrero al caso de los abusos sexuales y de poder a las religiosas y su directora, Lucetta Scaraffia, pidió a la Iglesia no ignorar esta situación de opresión hacia la mujer, al publicar un artículo sobre el abuso sexual de monjas por el clero, diciendo que “en este último año muchos documentos nuevos han revelado esta tragedia y muchos religiosos de países del tercer mundo , pero también de los países más avanzados, han comenzado a hablar y denunciarlo”.

“Si seguimos cerrando los ojos frente a este escándalo, agravado aún más por el hecho de que el abuso de mujeres incluye procreación y abortos y niños no reconocidos por sacerdotes, la condición de opresión de las mujeres en la iglesia nunca cambiará”, dijo el artículo, escrito por Lucetta Scaraffia.

El pontífice además aseveró que este problema sigue vigente: “Yo creo que todavía se hace. No es que se acabe cuando te das cuenta. La cosa sigue adelante así”, consideró.

También aludió la labor de su predecesor, el Papa emérito Benedicto XVI en este tema: “El papa Benedicto tuvo la valentía de clausurar una congregación femenina que tenía cierto nivel, porque había entrado en esta esclavitud, incluso sexual, por parte de clérigos o por parte del fundador. A veces el fundador les quita la libertad a las monjas, puede llegar a esto”. Cuando lo denunció la primera vez, Benedicto era un cardenal y jefe de la oficina doctrinal del Vaticano. “Pero cuando se convirtió en papa, lo primero (que dijo fue) tráeme esto de los archivos y comenzó”, dijo el papa Francisco.

En la India, un grupo de monjas que hablaron sobre supuestos abusos sexuales por parte de un obispo en el sureño estado indio de Kerala afirman que la iglesia está intentando transferirlas a otras partes del país, aparentemente para silenciarlas. Las monjas pidieron recientemente al gobernante de Kerala que intervenga en su nombre, después de que dicen que los funcionarios de la iglesia les ordenaron que abandonaran el estado.

Todas las mujeres que recibieron notificaciones de traslado apoyaron a una monja que alegó el año pasado que el obispo Franco Mulakkal la había violado 13 veces entre 2014 y 2016. Los incidentes supuestamente ocurrieron en una casa de huéspedes de la Casa Misionera de San Franco en Kerala.

Según ECA Global, una organización de supervivientes del abuso clerical de todo el mundo, existen casi 100.000 víctimas por la pederastia cometida por integrantes de la Iglesia.