El Papa Francisco comparó abortar con ‘contratar a un sicario’ durante una audiencia contra el aborto auspiciada por el Vaticano el pasado sábado, Francisco dijo que la oposición al aborto no es un asunto religioso sino humano: “¿Es lícito deshacerse de una vida para resolver un problema? ¿Es lícito contratar a un sicario para resolver un problema?”, criticando las decisiones de abortar basadas en los exámenes prenatales, ya que un ser humano “nunca es incompatible con la vida”.

Incluso los bebés destinados a morir al nacer o poco después merecen tratamiento en el seno materno, dijo Francisco, agregando que se debe brindar apoyo a sus padres para que no se sientan aislados y con miedo, ya que si bien conlleva gastos médicos hay valor en ello para los padres: “Cuidar a estos niños ayuda a sus padres en medio de su dolor, para que piensen en ello no solo como una pérdida sino como un paso en un camino que han emprendido juntos”, declaró.