Según un estudio de la Universidad de Western Carolina, los hombres que hacen chistes machistas son inseguros acerca de su masculinidad, es decir, utilizan el humor sexista para sentirse seguros sobre todo cuando sienten que su masculinidad está siendo amenazada. Los investigadores realizaron dos experimentos con 387 hombres heterosexuales donde los participantes completaron una serie de test sobre su personalidad, actitudes sociales y los niveles de prejuicio contra las mujeres y los hombres homosexuales. «Los hombres que se creen más varoniles expresaron que el humor sexista les divierte en respuesta a una amenaza a su masculinidad», explicó Emma O’Connor, una de las autoras del estudio, en una entrevista a The Independent, asegurando que cuanto más intentos hacen los hombres por demostrar su masculinidad, más inseguridades tienen sobre la misma. Ya sabes que responder la próxima vez que un hombre te diga que vayas a la cocina a prepararle un sándwich.