Carmen Conde Abellán, quien nació en Cartagena, España el 15 de agosto de 1907, fue una poeta, prosista, dramaturga, ensayista y maestra española, considerada una de las voces más significativas de la generación poética del 27. En 1929 publicó su primera obra, Brocal.

Junto a su esposo, el poeta Antonio Oliver Belmás, fundó la Universidad Popular de Cartagena y el Archivo Semanario de Rubén Darío en la Universidad de Madrid. En 1953 ganó el Premio Elisenda Montcada con Las oscuras raíces, en 1967 ganó el Premio Nacional de Poesía y en 1980 obtuvo el Premio Ateneo de Sevilla con Soy la madre. El 28 de enero de 1979 ingresó en la RAE ocupando el sillón K , siendo así la primera mujer desde su creación.

Cuando la periodista Rosa María Pereda le dijo que no había baño de señoras en la Real Academia Española (RAE) Conde Abellán exclamó “¡Qué horror! Pues tendrán que hacer uno”. Tampoco sabía muy bien en qué consistía la etiqueta exigida en el ingreso de los hombres –frac, para leer el discurso-, en el caso de las mujeres. “Tendré que consultar con los modistas”, dijo la escritora, para luego añadir: “Los tiempos han cambiado y la misma Academia se ha dado cuenta. Ya no estamos en los días en que doña Concepción Arenal decía que la mujer sólo podía ser estanquera, reina o puta. Ahora también podemos ser académicas, gracias a Dios”.

Conde Abellán sustituyó en el sillón K a Miguel Mihura y en su primera intervención titulada Poesía ante el tiempo y la inmortalidad, dijo: “Vuestra noble decisión pone fin a una tan injusta como vetusta discriminación literaria”. Desde que fue fundada en 1713, los sillones de la RAE han estado ocupados por 483 miembros, de los que solo diez han sido mujeres.

Conde Abellán también llegó a declarar: “No pienso ir a la primera reunión con ese volumen del diccionario, especialmente machista. Pero todo se andará. El machismo evidente en la lengua castellana es triste consecuencia de la historia que arrastramos las mujeres españolas”. A principios de los 80 comenzó a manifestar síntomas de la enfermedad de Alzheimer y falleció el 8 de enero de 1996 en Madrid.