En el evento Cumbre de Mujeres del Año de la revista Glamour la marca de juguetes Mattel dio a conocer la Barbie inspirada en Ashley Graham, la cual fue creada en conjunto por la modelo y la empresa de juguetes.

Graham había solicitado que la Barbie tuviera celulitis pero los fabricantes del juguete no siguieron sus indicaciones pues podría parecer un error de producción. También pidió que no tuviera ningún espacio entre los muslos, cuya petición si se pudo realizar.

Desde hace varios años, los fabricantes de la muñeca Barbie se sumaron al esfuerzo de mostrar a las niñas que la belleza puede venir en distintas tallas y que por supuesto también tiene curvas.

De acuerdo a Graham «necesitamos trabajar juntos para redefinir la imagen global de la belleza femenina e impulsar una sociedad mucho más inclusiva».

Mattel sigue trabajando  en normalizar el cuerpo de la mujer y alejar a sus muñecas del estereotipo de rubia, ojos azules y de medidas imposibles al que respondían Barbie y sus amigas.

“(Graham) desafía la conversación en torno a las normas del cuerpo, y pensamos que es un mensaje realmente importante para las niñas”, afirma Lis McKnight, vicepresidente senior de la marca.

Aunque estos avances son sumamente importantes y ya hay Barbies con diferente peso y estatura para reconocer la diversidad corporal y abandonar las ideas estereotipadas de lo que es la belleza, todavía queda trabajo por hacer ya que esta muñeca inspirada en Graham, no está disponible para la venta al público; Mattel solo ha creado dos versiones de la Barbie, una para ellos y otra para la modelo, esperemos que estas iniciativas se extiendan hasta la venta de esta nueva Barbie, para que las niñas puedan jugar con la muñeca de una modelo famosa que es más parecida a las mujeres normales y esto las enseñe a que pueden ser felices en su propia piel.