Zara-Jayne Moisey, ha sido arrestada en Dubai después de que fue violada por un grupo de hombres británicos, la víctima al denunciar la violación a la policía, fue arrestada bajo el delito de tener relaciones sexuales extramatrimoniales. Posteriormente fue puesta en libertad bajo fianza, pero su pasaporte fue confiscado y puede ser juzgada por cargos que imponen penas que pueden incluir prisión, deportación, flagelación e incluso lapidación hasta la muerte.

“Los Emiratos Árabes Unidos tienen una larga historia de penalización de las víctimas de violación», dice Radha Stirling, fundadora y directora de Detained in Dubai. «Hemos estado involucrados con varios casos en el pasado donde esto ha sucedido, trabajamos con los abogados y las familias y hemos hecho campaña para cambiar las actitudes en la policía y el poder judicial.» Casos recientes como los de Alicia Gail, una australiana que pasó ocho meses en prisión después de haber sido violada por tres compañeros en el hotel en que trabajaba, y el de Roxanne Hiller muestran que todavía no es seguro para las víctimas denunciar estos crímenes a la policía sin el riesgo de sufrir ellas el castigo que esperaban para sus agresores.

“Esto es tremendamente perturbador. La policía regularmente no distingue entre la relación consensual y la violación violenta, las víctimas acuden a ellos esperando justicia, y terminan siendo procesadas, no sólo validan su victimización, sino que también las castigan por ello»-continuó Stirling. Mientras tanto todos los presuntos agresores de la víctima han regresado al Reino Unido y no se han presentado cargos contra ellos.

La familia de Moisey inició una campaña de recaudación de fondos a través de Gofundme para pagar los gastos del proceso judicial. Ya recibieron donaciones por más de 25 mil libras.  «Les agradezco mucho a todos los que donaron. Les prometo ir a agradecerles uno por uno cuando esta pesadilla se termine», dijo la joven. El Ministerio de Exteriores de Reino Unido emitió un comunicado en relación al caso señalando que «La apoyamos y permanecemos en contacto con su familia».