El antiguo Código Penal de Angola, vigente desde 1886, calificaba la homosexualidad como “actos contra natura”, castigando a las personas con internamientos en una casa de trabajo o en una colonia agrícola durante 6 meses a 3 años. Pero ahora Angola se suma a la lista de los países que han despenalizado la homosexualidad recientemente, entre los que se encuentra Trinidad y Tobago e India.

Además, se permitió el aborto mientras esté dentro de tres causales: peligro de la vida o salud de la madre o del feto y por violación. El debate sobre el aborto fue uno de los más polémicos y el que provocó el nuevo Código Penal no fuera aprobado en la anterior legislatura, que finalizó en 2017, por falta de apoyo de la mayor fuerza de oposición, la Unidad Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA). El nuevo Código Penal penalizará de 2 a 8 años de cárcel a las mujeres que se realicen abortos fuera de las tres causales aprobadas.