Después de cargar a su hijo recién nacido por primera vez en un hospital de Utah el mes pasado, Ryan Grassley encontró una carga extraña en su factura: 39,35 dólares. El cargo fue descrito en la factura como «contacto piel a piel después de la cesárea».

Grassley publicó una foto de la factura en Reddit y la historia rápidamente fue difundida, provocando más de 11.600 comentarios de otros usuarios desde que fue publicado lunes por la noche, donde los usuarios expresaban su frustración con los gastos hospitalarios inesperados.

Grassley escribió que después de nacer su hijo se les preguntó si les gustaría cargar a su recién nacido, dijeron que sí y Grassley sostuvo a su hijo entre el cuello y el pecho de su esposa, mientras que una enfermera tomó fotografías. Según la descripción de la factura este fue el cargo de 39,35 dólares.

https-%2f%2fblueprint-api-production-s3-amazonaws-com%2fuploads%2fcard%2fimage%2f236839%2f6d396b15ef6b4e45ac1518ed2e8643fb

La esposa y el hijo recién nacido de Ryan Grassley

Sin embargo, Janet Frank, portavoz del Hospital del Valle de Utah, dijo en un comunicado que la carga no fue por el «contacto de piel a piel”, una práctica que los hospitales utilizan para aumentar la unión y la lactancia, entre otras cosas, sino que fue porque se necesitaba una enfermera adicional en la sala de operaciones mientras que el señor Grassley y su esposa celebraban a su hijo recién nacido y que la enfermera era necesaria para garantizar que «tanto para la madre y el bebé permanecieran a salvo». «Sólo en el caso de un nacimiento por cesárea es requerida una enfermera adicional en la sala de operaciones», dijo el comunicado.

Una vez que el Sr. Grassley vio que la publicación en Reddit estaba ganando impulso, aclaró que él y su esposa sabían el costo del parto. Los cargos totales que figuran en la factura, incluyendo la cesárea, llegaron a 13,280.49 dólares antes de impuestos y ajustes.

Por supuesto, no todo el mundo está preparado financieramente para hacer frente a los costos exorbitantes, lo que ayuda a explicar por qué la publicación provocó tal atención, pues la misma estaba llena de comentarios acerca de los gastos médicos y la relativa facilidad de pagar en otros países.

El sistema de salud estadounidense no se rige por un sistema fijo de tarifas, es decir, el gobierno federal no establece tarifas para servicios como el “contacto piel a piel” o para tener a una enfermera adicional a la sala de operaciones después de una cesárea. Los precios de los pacientes con seguro privado o las personas que pagan de su bolsillo se establecen generalmente por los hospitales. Es por esto que después de ver la factura, cabe preguntarse si en verdad fue por la enfermera adicional, porque de ser así, en la misma se mostrarían los honorarios de la enfermera en vez de «contacto piel a piel después de la cesárea».

Los costos de salud estadounidenses son generalmente más altos que en otros países desarrollados. En 2015, el gasto en salud per cápita en los EE UU fue de al menos 2.000 dólares más comparado con una docena de países de altos ingresos como Australia y el Reino Unido, como se muestra en la data de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo.